Saltar al contenido

Regalar experiencias placenteras inolvidables

regalar experiencias

¿Tu madre sueña con un masaje reparador, tu mejor amigo con asistir a una cata de vinos, tus hermanas con aprender las diferentes cocinas del mundo? Envuelve sus deseos en papel de regalo.

Ofrecer a los que se quiere esos pequeños placeres que siempre dejan para luego, es demostrarles lo mucho que nos importan. Es un mensaje de amor… A continuación os presentamos algunas ideas o propuestas de regalo para llegar derechos al corazón.

Recibir un masaje relajante

Si necesitas desconectar del mundanal ruido, no hay nada mejor que un buen masaje que te “emborrache” de placer como el masaje “Gin-Tonizante” que hacen en Caroll Health Club. Las manos de una experta masajista recorrerán tu cuerpo durante una hora con aceite de pétalos de rosa.

Después te invitarán a sumergirte en una bañera de hidromasaje para recibir un baño de ginebra Hendrick’s. Las burbujas relajarán y favorecerán tu circulación y la ginebra refrescará tu piel. El placer cuesta 240 euros. Otra opción es decantarte por un masaje shiatsu que se aplica por encima de un pijama de seda.

En los centros Shiatsu Assari cuidan hasta el más mínimo de los detalles, y siguiendo la máxima de “las cosas bien presentadas, bien parecen”, ofrecen el cheque regalo para recibir este masaje en una elegante cajita negra.

Para los lectores de Camelilla.es existe una oferta especial que consiste en una sesión de shiatsu, más tres velas de aromaterapia (relax, energizante y dulces sueños) dentro de una navideña caja roja rematada con un lazo de rafia. Precio: 65 euros.

Un ramo de cada día o semana

Quienes necesiten estar en contacto permanente con la naturaleza seguro que agradecen recibir periódicamente un bonito ramo de flores. Como si se tratase de una cita ineludible: cada quincena, cada mes o cada semana… y así durante todo un año, embalado y entregado a domicilio.

Las flores se protegen durante el transporte (se envuelven en papel de seda, se atan con un lazo de algodón y se entregan en una caja de cartón), lo que permite que lleguen perfectamente frescas a su destino. Recibir un ramo de flores cada quince días cuesta 360 euros al año.

Las cocinas del mundo

Las clases de Norema Salinas son un regalo para los sentidos. Elige un rincón del mundo y esta cocinera te enseñará a preparar sus recetas. También crea la atmósfera acorde a los platos: desde la ambientación de la casa y la decoración de la mesa, hasta la música de fondo. Las clases finalizan con la degustación de lo cocinado. El curso de tres horas cuesta 100 euros por persona.

Cata de chocolates y champán

De lo más apetecible puede ser recibir una clase magistral entorno a una gran degustación de chocolates y champán Ruinart.

Mejor todavía si es en el taller de Barcelona de Oriol Balaguer, el mejor maestro pastelero, chocolatero y cocinero dulce; oficios para los que según dice nació. Asistir a la degustación cuesta; 120 euros por persona. Los participantes recibirán de regalo una caja de bombones “Puente aéreo” y una botella de Ruinart.

La emoción de volar en globo

Un detalle original para sorprender a quienes parecen no ser de este mundo. Disfrutar de otra perspectiva de la vida: en las alturas, envueltos por un sobrecogedor silencio y transportados por el viento. Para que puedas dar forma al regalo, te envian a casa un “cheque emoción1’. La fecha del viaje suele estar abierta según las condiciones meteorológicas. El vuelo dura una hora y media y cuesta cerca de 160 euros por persona. Descuentos a grupos.

Degustación de té

Los amantes de esta planta pueden saber más de ella a través de las numerosas conferencias que se organizan en toda España donde desvelan los grandes misterios sobre sus orígenes, cómo comprarlo y almacenarlo, y cómo servirlo respetando el ceremonial y el protocolo de la tradición china.

Estas charlas normalmente van seguidas de una degustación de varios tipos de tés. El precio ronda los 10 euros.

La manicura una vez al mes

Multitud de cuidados para manos y pies: limpieza, “peeling”, hidratación instantánea con vitamina C para las primeras arrugas y manchas, barros calientes para relajar, y paraflna para suavizar.

Para los lectores de Camelilla, Nails Bar ha pensado en un precio especial por el primer tratamiento completo de 85 euros.

Coach deportivo a domicilio

Los perezosos ya no tienen excusa para no hacer ejercicio. Puedes contratar por ellos a un entrenador personal que les visite en casa y, tras valorar su condición física, diseñe un programa adecuado a sus circunstancias para que puedan alcanzar todos sus objetivos.

Las sesiones puede dirigirlas diariamente el entrenador personal o contratarlo sólo para que elabore una tabla y nos enseñe a emplear correctamente nuestros recursos y los aparatos de gimnasia que precisemos. Un estupendo regalo-salud para aumentar o disminuir peso, eliminar la grasa corporal, mejorar nuestro rendimiento deportivo cuando juguemos al tenis o animarnos a correr la San Silvestre navideña.

Un taller para aprender a hacer tu propio perfume

Olisquear con sabiduría las notas de salida de un perfume, distinguir las fragancias florales, de las marinas y de las maderas… y, en general, sumergirse en los conocimientos de la cosmética natural puede ser un gusto.

El Taller de las Tradiciones organiza este tipo de cursos. Se realizan en un antiguo pajar rehabilitado, habitualmente los fines de semana, con horario de 10.00 a 19.30, durante todo el año.

Cuesta 50 euros por persona, e incluye todas las materias primas para realizar los trabajos y un aperitivo a media mañana. Los nuevos creadores podrán llevarse a casa su obra en forma de perfumes, jabones de esencias, champús, tónicos…

Un curso para elaborar tus propias lociones y cremas.

Curso eminentemente práctico, especialmente indicado para todas aquellas personas interesadas en fabricar sus propias lociones y cremas. Las materias primas, cien por cien naturales (avena, ortiga, áloe vera, etcétera), proceden en su gran mayoría de la agricultura ecológica.

Estos talleres se realizan en un aula situada en plena naturaleza, lo que permite identificar y recolectar las plantas. Luego se destilan y se elaboran 15 preparados diferentes para todo tipo de pieles. Cada participante se lleva una muestra de cada producto y un amplio dossier informativo para que pueda seguir practicando por su cuenta.

Los cursos tienen lugar los fines de semana de 10.00 a 14.00 y de 16.00 a 20.00. Cuestan 120 euros por persona.

Los vinos de las estrellas

Ya se puede catar los vinos de las bodegas de Joan Manuel Serrat, Imanol Arlas, Amaya Arzuaga o Carole Bouquet, entre otros famosos.

Y todo mientras se degusta un menú compuesto por mllhojas de foie y setas con trufas, arroz negro de sepia y langostinos, cierva guisada al cabernet, terrina de chocolates… El maridaje corre a cargo de la sumiller Sonia López y del jefe de cocina de Lavinia, Sergio Navas. Precio: 100 euros.

Desayunos que animan el día

Expertos en cromoterapia y decoración llevan a domicilio uno de los 14 desayunos capaces de calmar el espíritu.

Para los que creen en la suerte, es ideal el “Desayuno Trébol”, en el que un especialista en quiromancia te leerá tu futuro a través de los posos del té. Y puedes quedarte con las piezas de la vajilla, de la marca SIA. Precio: 100 euros.

Crear arreglos florales

Ikebana es el arte floral japonés que busca la belleza y el equilibrio a través de las flores, las hojas, las ramas y las semillas de las plantas.

Aprenderlo es, además de bonito, practicar una auténtica cura de relajación. El curso de cinco clases (se imparten los sábados de 17.30 a 19.00) cuesta 115 euros e incluye el material.